Estos reggaetoneros son de cuidado y te decimos por qué

Ya sea por su carácter fuerte o por la fama de bad boys que se han hecho, estos músicos del género urbano son de armas tomar y lo mejor es tenerlos de amigos, pues meterse con ellos te traerá uno que otro problema.

Don Omar

Con sus amigos es el más fiel del mundo y mucha de la gente que lo conoce asegura que es un gran ser humano. Entonces, ¿por qué debes cuidarte de Don Omar? Sencillo, el cantante no se queda callado nunca y si decides atacarlo o hacer algún comentario poco constructivo en su contra, tendrás respuesta, como le ha pasado a Daddy Yankee o Cosculluela, con quienes se ha enfrascado en algunos pleitos por diferencias musicales o personales.

Aunque con Yankee hasta hizo una gira muy exitosa llamada “The Kingdom”, siempre aclaró que jamás serán amigos.

Ivy Queen

A “La Caballota” se le respeta y es gracias a su fuerte carácter y a su personalidad dominante que ha logrado dejar huella en el mundo del reggaetón siendo pionera en su género y terminando con la idea de que la música urbana es sólo para hombres.

Al igual que Don Omar, ella no se queda callada y si te metes con su persona,habrá réplica.

Anuel AA

El cantante se encuentra en prisión desde abril luego de que la policía lo detuviera junto con tres acompañantes con tres pistolas, nueve cargadores y 152 municiones. Sin duda, es un tipo rudo, pero no es mala persona y a través de Instagram ha compartido algunos pensamientos que le han permitido publicar durante su estancia en la cárcel.

Ahí, demuestra estar arrepentido por muchas cosas del pasado y espera poder salir pronto para volver a hacer música.

Arcángel

¿Quieres interrumpir un show de Arcángel? Mejor piénsalo dos veces, porque en 2008 no le importó que sus fans estuvieran presentes cuando decidió agarrarse a golpes con Polaco, músico que decidió subirse a la tarima para retarlo.

El concierto tuvo que parar por unos minutos cuando, sorpresivamente, los dos reggaetoneros comenzaron a golpearse y alguien tuvo que subir a separarlos. ¿Qué tal?

Deja tu comentario

También te gustaría