Cargar celulares en estaciones públicas: un riesgo

Cada vez hay más estaciones públicas para cargar los celulares, pero algunos expertos han comenzado a sospechar que se trate de un arma de doble filo, porque mientras se recarga la batería, los hackers podrían robar la información.
Mucha gente desconoce esa posibilidad y por eso no se encargan de proteger sus dispositivos ante la posible piratería. Esos centros de carga en los centros comerciales y aeropuertos pueden hacer de su teléfono un aparato vulnerable, ya que al conectar el teléfono a un cable desconocido, podrían inyectar un virus o una aplicación.

Hay aplicaciones que pueden copiar lo que se escribe en el teclado del teléfono y se conoce con el nombre de espejo. Un grupo de expertos probó varios teléfonos inteligentes con diferentes versiones de sistemas operativos Android e iOS, con el fin de averiguar qué datos transfiere el dispositivo mientras está conectado a una PC o Mac para cargarse.
La cantidad de datos enviados durante el protocolo de comunicación varía según el dispositivo y el anfitrión, pero cada teléfono inteligente transfiere el mismo conjunto de información básica, como el nombre del dispositivo, fabricante, número de serie, entre otros.

Para un hacker es muy fácil infiltrarse en un teléfono inteligente, pues se puede realizar eludiendo el antivirus y cualquier protección del sistema operativo de tu celular El truco lo realizan con una caja especial que simula ser una torre telefónica de esas que ves en todas las ciudades o en los campos hoy en día haciendo que tu smartphone se confunda. El aparato cae en las manos de un hábil hacker deseoso de tu información. También vía estas cajas pueden controlar el teclado para hacer llamadas así como la cámara en algunos casos.
El consejo es, en caso de necesidad de cargar el celular en uno de los centros para ese propósito, llevar su propio cable y jamás tener el aparato encendido, pues así se evita la exposición de la información personal, como datos bancarios, médicos y otro tipo de información personal.

Deja tu comentario

También te gustaría