Cómo Prepararse par un Huracán

QUÉ

Los huracanes son sistemas de tormentas de proporciones masivas que se forman sobre el agua y hacen entrada en tierra. Las amenazas de los huracanes incluyen vientos fuertes, lluvias torrenciales, marejadas ciclónicas, inundaciones en zonas costeras e interiores, corrientes de resaca y tornados. A estas tormentas grandes se les llama tifones en el Océano Pacífico Norte y ciclones en otras partes del mundo. La escala de huracanes de Saffir-Simpson (Simpson Hurricane Wind Scale) clasifica los huracanes en cinco categorías según la velocidad del viento, la presión central y el daño potencial del viento. Con vientos en exceso de 111 millas por hora, los huracanes de categoría 3, 4 y 5 se consideran mayores según esta escala. Los huracanes de categoría 1 y 2 también pueden causar daños y lesiones. La Escala de Saffir-Simpson se muestra al final de este documento.

 

CUÁNDO

La temporada de huracanes del Atlántico va desde el 1 de junio hasta el 30 de noviembre, y sapogeo ocurre entre mediados de agosto y finales de octubre. La temporada de huracanes del Pacífico Oriental comienza el 15 de mayo y finaliza el 30 de noviembre.

 

DÓNDE

Cada año, muchas partes de los Estados Unidos experimentan lluvias torrenciales y vientos fuertes, inundaciones y marejadas ciclónicas en zonas costeras debido a las tormentas tropicales y los huracanes. Las zonas afectadas incluyen todas las zonas costeras del Atlántico y del Golfo de México, Puerto Rico, las Islas Vírgenes de los EE. UU., Hawái, partes del sudoeste, la Costa del Pacífico y los territorios estadounidenses del Pacífico.

 

IMPACTO

Los huracanes pueden causar muertes y daños catastróficos a las propiedades de las costas y pueden extenderse cientos de millas tierra adentro. El alcance del daño varía según la magnitud e intensidad del viento de la tormenta, la cantidad y duración de las lluvias, la ruta de la tormenta, además de otros factores como la cantidad y tipo de edificaciones en la zona, el terreno, y las condiciones del suelo.

Los efectos incluyen:

– Muerte o lesiones a personas y animales;

– Daño o destrucción de edificios y otras estructuras;

– Interrupción del servicio de transporte, gas, electricidad, comunicaciones y otros servicios;

– Inundaciones costeras provocadas por lluvias fuertes y marejadas ciclónicas; e

– Inundaciones en zonas interiores provocadas por lluvias fuertes.

 

Leer más aquí

 

Deja tu comentario

También te gustaría