Diez consejos para 'torturar' a la pareja

María García-Kalb, en su libro ´101 formas de torturar a tu marido´, nos da consejos inteligentes para vengar el olvido de todos esos simples detalles que nos sacan de quicio.

Estos son los diez mejores:

• Preguntarle repetidas veces si estás o no gorda: Todo el mundo sabe cuánto odian esa pregunta los hombres. Sin embargo, la idea aparte de repetir constantemente la pregunta, es preguntárselo con ropa que sepamos nos queda más ajustada, entonces el dudará, pero a la vez responderá lo mismo de siempre.
• En el día a día de la pregunta, más la ropa ajustada (ojalá muy vieja), el verá el mal estado de nuestro clóset y podríamos adquirir una renovación.
• Fingir y decirle que lo hiciste: Se sorprenderá, porque si bien puede haber creído que algunas veces fingías, ahora lo sabe. Esto es muy bueno para los hombres que tienen un ego muy arriba y se aseguran de eso descuidando a la mujer. Por eso haz tu mejor actuación y luego dile que sólo fue eso.
• Clases de baile: Las mujeres sufrimos de abandono en la pista de baile. Son muy pocos los novios que luego de mucho tiempo de relación siguen bailando con el mismo entusiasmo que el primer mes.
• Es por eso que para torturarlo con lo peor, inscríbelo en clases de baile por unas cuantas semanas, como regalo de aniversario o algo por el estilo. Disfruta el hecho de poder bailar de nuevo con tu novio y burlarte de él por no hacer bien los pasos.
• Masaje: No suena a tortura, pero lo será cuando llegue al spa y vea que su masajista es un hombre (ojalá afeminado) y no una hermosa mujer.
• Misión en el supermercado: Lamentablemente no puedes ir a hacer las compras y le pides que él compre unas cosas que necesitas para una comida. La idea es que la lista sea enorme, y los productos muy rebuscados.
• Paseo de colegio de los niños: Siempre va la mamá, sin embargo ahora no. Lo inscribes a él y si dice algo, simplemente dile ´habrán otras mamás y el profesor, no estarás solo´. Y luego imagínatelo ahí sentado, un tanto aburrido.
• Refiérete a ti misma en tercera persona: Suena raro, pero dicen que funciona para hacer enojar a la pareja. Decir por ejemplo ´Anita ama que converses con ella en la mesa´, y tú eres Anita. Con el tiempo tus deseos en tercera persona se harán realidad.
• Horror en la familia: Contarle a su mamá que se acostaron la primera noche que se conocieron. Mostrarle a su abuela ese tatuaje en la cola que te hiciste a los 15, decirle al padre que cuando conociste a su hijo pensaste que era gay por como bailaba. Tómalo como desahogo, te reirás al ver la cara de horror de tu novio cuando le comenten.
• Necesitamos hablar: La frase del terror. Todo el mundo le teme a esa frase y ellos no son la excepción. Llámalo al medio día y dile ´tenemos que hablar´. Estará todo el día pensando, quizás te llame… pero tú sólo hablarás con él cuando llegue a casa o se vean en la noche y le dirás… ´tenemos que irnos de vacaciones’ o algo por el estilo. Lo tendrás sufriendo todo el día.
• Tendremos sexo solo si…: Lograr objetivos con sexo como pago, funciona. El hombre lo hará para recibir su premio. Lavar la loza, masajear los pies, entre otras cosas, todo por una noche contigo.
• Lo otro es dormir desnuda pero no dejar que te toque.
•Empiezas a inventar excusas para poder verlo o hablar con él y las mentiras cada vez se vuelven más grandes.

Fuente: Terra.com

Deja tu comentario

También te gustaría