Arte de seducción: 10 formas de volver loco a un hombre

1. Beso prolongado. Esto sirve cuando quieres despedirte de él y, al mismo tiempo, mantener la excitación. Es tan sencillo como dejar tus labios unidos a los suyos un par de segundos más de lo que lo harías comunmente. ¡Se va a quedar deseando aún más!

2. Un poco de piel. El secreto se encuentra en no enseñar todo, sino sólo lo suficiente para mantenerlo intrigado. Puedes hacerlo al salir de bañarte o mientras te cambias, pero no enseñes demasiado. ¡Un poco de piel lo volverá loco!

3. Abdomen y espalda. Esto se relaciona con el punto anterior. A los hombres les gusta ver un poco de piel y no tienes idea de cómo lo excitarás si estás usando una camiseta corta y te estiras un poco para alcanzar algo, mostrando un poco de tu abdomen o espalda baja. ¡No podrá evitar mirar!

4. Escote. Ya conocemos la fascinación de los hombres por los senos, así que no tiene nada de malo promoverla un poco. Lo importante es que él sienta que tu escote es sólo para él, especialmente cuando te agachas para levantar algo o cuando estás sentada junto a él.

5. Curvas. Tus curvas son una de las mejores herramientas que tienes, así que no las desaproveches. Además de acentuarlas con tu ropa, pon sus manos sobre tus caderas cuando se abracen.

6. Mirada. Cuando llevamos demasiado tiempo con alguien, dejamos de coquetear con la mirada. Asegúrate de voltear a verlo de manera misteriosa de vez en cuando y su corazón aumentará de ritmo como no te imaginas.

7. Juega con el cabello. No te decimos que te vuelvas una Gloria Trevi y empieces a sacudirte. No, hablamos de agitar suavemente tu cabeza y pasar de vez en cuando tu mano por tu cabello.

8. Háblale en susurros. No todo el tiempo, pero por momentos que llamaremos claves baja un poco tu tono de voz, así el se acercará más a ti y esto generará un momento íntimo.

9. Sonríe. La sonrisa es tu mejor accesorio, tu mejor maquillaje y lo que más hermosa te pone. Nunca pierdas la sonrisa.

10. Mira su boca. No se trata de mirarle sólo la boca y parecer como si en cualquier momento te fueras a tirar encima de él. No, se trata de lanzar unas cuantas miradas a sus labios en momentos clave, si están conversando directamente mira su boca, sonríe y luego míralo a los ojos de manera sensual.

Fuente: terra.com

Deja tu comentario

También te gustaría